Las veedurías en los servicios de salud

Por Jaime Sierra Delgadillo
exdefensor del paciente de Cali
Correo: [email protected]

La ley permite y ampara las veedurías en salud, como control social para que los servicios sean prestados óptimamente, tanto así, que las EPS y los Centros Clínicos sean privados o públicos están obligados a incentivar las actividades de estas veedurías; si el accionar de estas veedurías es honesto, que no se preste a las prebendas que le puede ofrecer el ente al que supervisan, se constituyen en una fuerza social que garantiza la buena atención que merecen los colombianos y que tanto se necesitan hoy en día, dada la profunda crisis del sistema de salud, en el que la constante es el abuso y el maltrato.

Estas veedurías, además de controlar la calidad del servicio que brindan esos entes de salud, tienen la facultad de usar la herramienta de la agencia oficiosa para interceder por los pacientes afectados por la negación de servicios, interponiendo acciones de tutela por el derecho a la vida; como también denuncias ante la procuraduría nacional de la nación y la Supersalud, por la violación a los derechos del paciente.
[contact-form-7 404 "Not Found"]
Lamentablemente, estas veedurías en muchos casos desconocen la legitimidad y la protección que les brinda la ley; en otros casos, se confabulan con la EPS o con el Centro Clínico, ya sea por una contratación o un nombramiento en algún cargo.

Si el poder que tienen estas veedurías se usase con transparencia y eficacia, se traduciría, más allá, de un simple control, en unos servicios de salud eficientes para los pacientes y usuarios del sistema de salud. Por ello, es importante que todas las personas sepan que legalmente tienen plena libertar para constituir asociaciones en defensa de los derechos del paciente; en la medida, en que cada entidad de salud, tenga este tipo de asociaciones civiles con una acción honesta y consecuente, podríamos contar con un buen control que incida en mejores servicios de salud.

Otras noticias